Teatros, espacios de libertad, confianza y respeto

Benjamín Castro, maestro en Artes en Actuación Teatral por la Universidad de Essex, imparte el taller El coro o el artista ideal, en el Teatro J.J. Herrera

Xalapa, Ver., 17 de noviembre de 2018.- Los teatros son espacios de libertad, confianza y respeto donde la gente encuentra la oportunidad de decir lo que desde hace mucho quería expresar. De esta idea nació el taller El coro o el artista ideal, que Benjamín Castro imparte en el Teatro J.J. Herrera: “La actividad teatral brinda las mejores herramientas para la vida”.

Benjamín obtuvo el primer lugar en la Muestra Estatal de Teatro Veracruz 2018 con la obra Desobediencia, que dirigió y actuó con Geraldine Guerrero. Además, el Fondo Nacional para la Cultura y las Artes (Fonca), el Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA) y el Consejo Nacional para la Ciencia y la Tecnología (Conacyt) apoyaron sus estudios en Londres, Inglaterra, donde obtuvo con honores la Maestría en Artes en Actuación Teatral por la Universidad de Essex.

Originario de Piedras Negras, Coahuila, comenzó su carrera en Monterrey, Nuevo León, y asegura que el prestigio cultural de Xalapa llega hasta el norte del país: “Todos mis familiares de allá dicen que es una ciudad muy cultural, donde la gente lee mucho, que hay teatro. Hasta allá llega la resonancia”, así que decidió venir y probar suerte.

Inició en la Organización Teatral de la Universidad Veracruzana (Orteuv), “y me fui enamorando del lugar. La trayectoria cultural y artística es de gran valía en el nivel nacional, con personajes y movimientos; es una ciudad muy importante. Hoy estoy enraizado a Xalapa, desarrollando una voz particular y tratando de conectar más con la sociedad”.

De eso se trata el taller: “Involucrar a la comunidad, porque así inicia el teatro occidental, con las ganas de que el pueblo exprese sus problemas colectivos públicamente. La sociedad hace y rehace el teatro, que es para todos, sin importar género o ideología”.

Las sesiones comienzan con relajación física y mental, “porque venimos de la vorágine del diario vivir que causa mucho estrés. Luego tenemos momentos de libertad y expresión verbal, ideológica, de compartir, y terminamos con improvisación para crear, descartar y volver a crear, hasta que encontremos y sumemos una idea en común para el montaje. Tenemos las ganas de presentar algo donde los talleristas y el coro le hablen a la sociedad de manera irónica, y que los espectadores se reflejen, que haya un despertar”.

HERRAMIENTAS DE VIDA

Benjamín dice que la actividad teatral da herramientas para la vida: “Ante todo, otorga sensibilidad; estamos tan constreñidos, con tanto miedo y sufrimiento, que el teatro te da la capacidad de reflexión y crítica de la realidad, así como la posibilidad, por ejemplo, de reír y ver la comedia en la vida cotidiana”.

Está en contra de sistematizar la actuación y no considera clases las sesiones del taller, pues el artista es un creador y todo mundo tiene algo para aportar: “Lo que hace falta son espacios. No creo en el virtuosismo porque el teatro se alimenta de todo, no particularmente de algo”.

Si pudiera decirlo en pocas palabras, el teatro da herramientas de libertad y colectividad, porque afuera se piensa individualmente, “pero acá siempre pensamos en el otro”, dice.

Por ello reconoce la importancia de recintos como el Teatro J.J. Herrera, reabierto por la presente administración municipal. “Cada vez que se abre un espacio, hay que celebrarlo. Espero, sobre todo, crear tradición: que así como el xalapeño paga para entrar al cine, pague para entrar a una obra. Aún estamos en proceso, como sociedad, de ver al teatro como una necesidad, no como un lujo”.

El taller se realiza lunes y miércoles, de 17:00 a 20:00 horas. Para más información e inscripciones, se puede acudir al Teatro J.J. Herrera, ubicado en la calle Miguel Palacios 12, Centro, o llamar al número telefónico 2281-248258.

Enlaces de interés