Tlacotalpan: Todos los caminos, a la FGE

Salvador Muñoz

Los Políticos 

Salvador Muñoz

El pasado dos de octubre, el alcalde de Tlacotalpan, Christian Romero Pérez, recibió en sus oficinas de Palacio Municipal, una solicitud de la Fiscalía General del Estado para que entregara la grabación de las cámaras de videovigilancia que dan a la Plaza Zaragoza; esto, porque se involucra al asesor del presidente municipal, Román Alarcón, en una agresión verbal y física en contra de un regidor, lo que en buen cristiano para el asesor del edil, implicaría ultrajes a la autoridad.

Los motivos de la agresión al regidor Gonzalo Palacios son muy simples: el edil está haciendo su trabajo; el asesor del alcalde, no.

Se dice que el regidor hace su trabajo, porque mientras el alcalde lo hizo a un lado, le quitó comisiones, no le daba aviso de las sesiones de Cabildo y sólo le intentaban pasar documentos para que los firmara, Gonzalo Palacios hacía labor de gestoría con autoridades estatales y federales, como son SIOP y Conagua, por citar dos ejemplos… en tanto, el asesor defendía con dos o tres empleados en redes sociales las críticas que recibía el alcalde por los lujos que se daba al comprar junto con sus hermanas camionetas, motos y hacer un chalé… bueno, quizás no tenemos completa la información y sea “asesor en redes sociales”.

Esto es todavía más simple sobre el trabajo del asesor: ahí están las observaciones que resultaron para el ayuntamiento de Tlacotalpan que arrojan un presunto daño patrimonial por 3.3 millones de pesos, que a pesar del esfuerzo por querer solventar, el criterio del Orfis es que no son suficientes y se procedería entonces a fincar responsabilidades y determinación de daños y perjuicios.

El asunto es que en el lapso en que salen las observaciones del Orfis en contra del Ayuntamiento de Tlacotalpan, el alcalde como su asesor vieron en el regidor un punto en dónde descargar sus frustraciones políticas y Román Alarcón inició los ataques cuando el Gonzalo Palacios hizo observaciones en la forma en que el Ayuntamiento estaba llevando el Programa Jóvenes Construyendo el Futuro.

Se desconoce a ciencia cierta qué haya dicho Gonzalo Palacios, pero sí se sabe qué le respondió el asesor Román Alarcón en un grupo de Whatsapp:

“Buenas tardes señor Gonzalo primero que nada aprenda a expresar sus ideas, por qué no se le entiende nada, y discúlpeme pero siempre pone cometarios estupidos y sin sentido, si tiene algo en contra de programa que maneja el gobierno federal acerque a la instancia correspondiente siempre genera usted división y separación entre nosotros compañeros si no tiene algo que sea en tema de trabajo o mejora evite generar conflictos en esta administración qué pena que siempre tenga esa comportamiento señor Gonzalo, saludos!!!” (Todo sic)

Ahora bien, preguntando por la Perla del Papaloapan sobre cómo es visto el programa Jóvenes Construyendo el Futuro, cuentan que para el alcalde Christian Romero fue la salvación de la nómina pues a muchos empleados ¡los metieron al Programa!

Bueno, pues el asesor del alcalde, a finales de septiembre, se encontró en la Plaza Zaragoza al regidor a quien no sólo insultó sino amenazó de muerte e intentó golpear, aunque testigos aseguran que lo alcanzó a patear… de allí que el edil haya acudido ante las autoridades correspondientes para interponer denuncia en contra de este sujeto que dice asesorar a Christian Romero Pérez, que para buena suerte del alcalde de Tlacotalpan, todos sus problemas los puede concentrar en breve en una sola oficina: la Fiscalía General del Estado por ultrajes a la autoridad en la persona del regidor Gonzalo Palacios, y daño patrimonial por más de 3 millones de pesos.

[email protected]

Enlaces de interés