¿TURISMO AL 300% EN VERACRUZ?… ¿NETA?

Pablo Jair

ColumnaSinNombre
@pablojair

+ Niños beisbolistas casi no llegan a Coahuila.
+ Dengue en Coatepec.
+ Murió Don Vicente Bonilla.

Que mientras los 400 Pueblos andan baile y baile, el Verduritas anda en Cancún desde el día 3.
–Chopenjawer

Cuando escuchamos que había incrementado el turismo en más de 300% en la entidad veracruzana, la verdad que no pudimos dejar de soltar un “no mms” en la cabeza, porque la cifra en sí resultaba exagerada y fuera de toda realidad.

Luego nos explica un amigo que está metido en dicho rollo y no parece tan descabellado por una sencilla razón: prácticamente en los últimos dos años del pasado gobierno no se hizo gran promoción del turismo en Veracruz y eso es verdad.

Al exsecretario de Turismo en tiempos del Yunato, Leopoldo Domínguez “El Nahual” –o algo así– no se le conocieron eventos fuertes de promoción turística e incluso se suspendieron fiestas como el Salsafest; de paso, llevaron al nivel más mediocre la Cumbre Tajín, con las ediciones más pedorras que se recuerden, al grado de que tuvieron que volver a llamar al director de dicha festividad, Salomón Bazbaz Lapidus (al que ya habían despedido e incluso detenido por la Fiscalía General del Estado), para que los ayudara a rehacer lo que Yunes y su amigo Polo “Nahual” destruyeron con sus manos de estómago.

No hay que olvidar que el exgobernador Yunes Linares estuvo más concentrado en el asunto de dejar a su “Chiquito” en la gubernatura; que toda su atención la merecía el heredarle el trono a su hijo Miguel y por eso enfocó más la atención en recursos para crear una estructura electorera, más allá del turismo o actividades lúdicas.

Es curioso, pero al menos en el caso de Cumbre Tajín se recuerda que en los tiempos de Javier Duarte llegó a traer buenos artistas y mostrar al parque Takilhsukut abarrotado, lo que no pasó en la primer Cumbre de la Cuarta Transformación. Sí, el vato robó a manos llenas, es indefendible, pero al menos hasta el penúltimo año el Tajín lucía lleno.

Aunque ya en ediciones pasadas explicamos lo que creemos qué pasó en el caso del Tajín, ahí le va de nuevo: no suspendieron clases en la región para llevar a los niños, no hubo “invitados especiales” (gorrones a cuenta del erario, en su mayoría parientes de políticos), tampoco dieron días festivos y extendieron por muchos días algo que quizás pudo hacerse en menos tiempo. No consideramos que haya sido un fracaso total la Cumbre Tajín versión 4T, al menos no como en el Yunato; pero ya se verá si aprendieron para el año siguiente.

Tampoco podemos dejar de lado que desde los tiempos del Fidelato y el Duartismo, el estado de Veracruz ya tenía una mala imagen nacional por los hechos violentos que se registraban en puntos turísticos fuertes como Veracruz-Boca del Río. Otros eventos que han venido de más a menos, han sido los toros de Tlacotalpan o Xico, por la protección que se realiza a los animales y donde el maltrato era la “carta fuerte” que atraía al turismo nacional e internacional por aquello de que es parecido a la Pamplonada de España.

En el caso de la violencia, ésta ya hizo nido en Coatzacoalcos: el malecón costero hoy luce muerto, sin negocios, abandonado y con poca gente, a diferencia de hace una década.

Volviendo al tema del 300%, resulta que también hay un dato interesante que aporta el sistema DATATUR, que recaba, procesa y difunde información básica del sector Turismo en México.

DATATUR se creó en el año de 2011 siguiendo las recomendaciones sobre las estadísticas de la Organización Mundial de Turismo. Es una plataforma que además alimentan los mismos prestadores de servicios turísticos a nivel nacional; es decir, estos datos no pasan por la Secretaría de Turismo del Estado.

Siendo una plataforma confiable, DATATUR arrojó (para sorpresa de la Cuarta Transformación en Veracruz) que efectivamente creció en más de 300% el turismo en la entidad si se comparan las cifras de enero a abril de 2018 al mismo periodo en 2019.

Un documento del Sistema Nacional de Información Estadística del Sector Turismo de México indica que en los primeros cuatro meses de 2018 (el último año del Yunato) sólo hubo 5 mil 263 turistas no residentes en la entidad, dispersados principalmente en Xalapa, Veracruz-Boca del Río y Coatzacoalcos. Una cifra realmente baja.

No obstante, en 2019, durante el mismo periodo y en las mismas ciudades registradas, la cifra creció hasta 22 mil 704 turistas.

Sólo la zona de Veracruz-Boca del Río tuvo, por ejemplo, un repunte en abril: de 2018 con 761 visitantes a 2019 pasó a 8 mil 166 en 2019.

Una simple regla de tres (admito que no soy bueno con los números, pero en la lógica parece encajar todo), si tomamos los 5 mil 263 visitantes en 2018 del periodo enero-abril como un 100% y sumamos los 17 mil 441 visitantes que llegaron en el mismo periodo de 2019, efectivamente suma el 331.38% de incremento de visitantes, para llegar a la cifra de 22 mil 704 como el gran total.

Y todavía faltaría contar el Salsafest 2019, que se llevó a cabo del 23 al 26 de mayo, y fue uno de los eventos con más visitantes, lo que repuntaría todavía más el turismo.

Quizás efectivamente 331% sea una cifra que parezca inverosímil, pero tampoco es que no tenga lógica o que las cifras oficiales mientan.

En lo que sí parece dudoso, y hay que decirlo, es en la percepción de visitantes extranjeros; y no por nada en la aldea tomamos a chunga que no cuentan los indocumentados que cada día más se detienen en territorio veracruzano.

Y es que no se ven las hordas de europeos o gringos por ningún lado, pero en una de esas, llegan como el sargazo a Cancún.

NOTA PARA PEGAR EN EL REFRI: Que Veracruz estuvo a punto de quedarse sin representación en el torneo juvenil nacional de beisbol (el deporte favorito del presidente) allá en Sabinas, Coahuila, porque el Instituto Veracruzano del Deporte no tenía para pagar el autobús de traslado de los chavillos. Tras una larga presión de los padres de familia –de casi 4 horas– finalmente el IVD pudo pagar la mitad del traslado y están en espera de que depositen la otra mitad para el regreso. Eso también obligó a que los chavillos llegaran tarde a su destino, porque originalmente salían a la 1 de la tarde y salieron casi a las 5 de Boca del Río.

OTRA NOTA: Que se está volviendo muy preocupante el tema del dengue en algunas partes de la entidad, ya que se está incrementando al nivel de pandemia en lugares como Coatepec donde cifras extraoficiales provenientes de médicos locales, hablan de más de 100 casos. Llama la atención porque lugares como el “Pueblo Mágico” hasta hace algunos años no tenía padecimientos de esa naturaleza. Al menos hace 10 años no existía ni la presencia de moscos como sí los hay ahora (no sólo es Coatepec, otros lugares “fríos” como Alto Lucero y Xalapa)… Lo preocupante es que no se oye ninguna campaña para abatir el mosco del dengue, ni se ven las brigadas, ni ningún chile les embona.

LA ÚLTIMA PORQUE MUCHO AJO EN EL PESCADO Y ¡BURP!: Muy sentido el fallecimiento de Don Vicente Bonilla, quien durante mucho años fue la cabeza del famoso restaurante “Casa Bonilla” en Coatepec, conocido por sus mariscos y por ser uno de los lugares a donde llegan muchos políticos, artistas, empresarios y donde por sus pasillos deambulaba el famoso “Mosquito”, Raymundo Jiménez Medina, el jaranero que le mentaba la madre a todo el mundo. Toda una historia en Coatepec la que va desapareciendo… Descanse en paz.

Enlaces de interés