Un circo de mentiras 

Filiberto Vargas Rodriguez

Punto de Vista 

Filiberto Vargas Rodríguez 

Prefacio. 

Luego del diálogo sostenido el jueves 12 de noviembre, entre la empresa constructora AQXA y la Federación Nacional de Trabajadores Camioneros, los trabajos en la ampliación del relleno sanitario de Xalapa (en El Tronconal) se reanudaron el pasado sábado. *** Sin embargo, a pesar de que todo quedó protocolizado y tanto la Dirección de Política Regional, como la Secretaría del Trabajo dieron fe de los acuerdos, la mañana de este lunes otro grupo de transportistas pretendió ingresar a la zona de trabajo y echar por tierra todos los acuerdos alcanzados. *** Atrás de este incidente (que no pasó a mayores gracias a la presencia de la Policía Municipal) está –dicen- la mano de uno de los socios de la empresa constructora, que se empeña en incorporar a la obra al mismo grupo de transportistas que acaparó toda la obra del ayuntamiento en los gobiernos emanados del PRI. *** ¿No se habrá enterado de que ya las cosas cambiaron? ¿Obtendrá, acaso, algún beneficio particular por sus gestiones? *** Ya la autoridad municipal tomó nota de todo ello y quedará asentado en el expediente. 

* * * 

Desde hace ya varios años la Legislatura de Veracruz reformó la Constitución para disponer que el Gobernador del Estado debía entregar cada 15 de noviembre, por escrito, un informe sobre lo realizado durante el año transcurrido. 

La observación de que el informe se presentara “por escrito” tenía como fin (y en eso fueron enfáticos los partidos de izquierda en la entidad) evitar que el acto se convirtiera en un circo, dedicado a la autoalabanza y a la difusión de una falsa imagen de bonanza en la entidad. 

Y quizá tenían razón. Lo cierto es que los Informes de Gobierno se habían convertido en absurdas y ostentosas expresiones de lo más arcaico de la política mexicana, que más que arrojar luz sobre lo realizado en el último año, ninguneaba las críticas y difundía una imagen de ensueño, muy lejana a la realidad. 

Sin embargo, de poco sirvió la reforma a la Constitución local. Los gobernantes en turno cumplieron con el requisito de entregar el texto de su informe al Poder Legislativo y, de forma alterna, organizaron su propia fiesta, con sus invitados. Ya sin la rigidez que el protocolo anterior obligaba, los gobernadores invitaban –como en cualquier fiesta privada- a sus amigos y excluían de la lista a sus críticos, a sus opositores. Ya no era un acto oficial, era, en sí, una pachanga. 

Ilusamente pensé que con la “cuatroté” las cosas serían distintas. Como ha sido desde los tiempos de campaña electoral, el actuar de Cuitláhuac García es una copia fiel de lo que hace su jefe político, el Presidente Andrés Manuel. 

Si aquel organizó un foro para pronunciar un maratónico monólogo, Cuitláhuac tenía que hacer lo propio… por supuesto, haciendo evidentes sus limitaciones en materia de oratoria. 

Pero el mensaje fue el mismo que el del Presidente y fue el mismo, también, que el del año pasado. En resumen: “nos dejaron un tiradero y hemos empleado todo nuestro esfuerzo y los recursos para arreglarlo; nosotros no robamos como los de antes y acabamos con los derroches”. 

Una retahíla de falsedades que, a estas alturas, ya no se sostienen ni aunque las repitan millones de veces. 

Aquí van algunas de las perlas del mensaje de Cuitláhuac García: 

“Déjenme abrir este paréntesis y referirme a los de las casitas de campaña voladoras y los carritos de lujo en caravanas dominicales: si para ustedes, los que tuvieron su oportunidad en el gobierno y ahora nos critican, no saber robar es ineptitud, pues lo sentimos, no sabemos robar…”. 

– En efecto, no saben robar, pero no por eso dejan de hacerlo. Más de dos mil millones de pesos fueron desviados en el primer año de su gobierno. No lo dicen los de “las casitas de campaña voladoras”, sino la Auditoría Superior de la Federación. Roban, pero dejan huellas de cada una de sus tropelías. 

“Lo que sí sabemos hacer es generar ahorros mediante la política de ‘no robar’, es decir, aplicar nuestros principios de quitar privilegios, contener el gasto superfluo y acabar con la corrupción…”. 

– El 2 de diciembre del 2018, al día siguiente de haber asumido el cargo de gobernador, Cuitláhuac García anunció que no se mudaría a Casa Veracruz sino que seguiría viviendo en el domicilio de sus padres. Sobre el inmueble que otros gobernadores habían utilizado como domicilio oficial, expresó: “Va a ser un espacio para los veracruzanos, cómo debió haber sido siempre”. Hoy, Cuitláhuac García disfruta de las comodidades de Casa Veracruz y lo que puso a disposición de la Universidad Popular Autónoma de Veracruz (UPAV) fueron las oficinas anexas. ¿Contener el gasto superfluo? Basta con observar las caravanas que se forman cuando el actual gobernador se traslada de un punto a otro: no menos de 15 camionetas de lujo, blindadas y con elementos fuertemente armados. 

“El gran esfuerzo que estamos haciendo en Salud, no sólo por la pandemia de Covid-19, sino porque nos decidimos a recuperar la infraestructura en Salud del estado, que también, para variar, dejaron en ruinas”. 

– Es, precisamente, en el Sector Salud, donde la Auditoría Superior de la Federación encontró más anomalías. Recursos enviados por la Federación para la atención de la salud de los veracruzanos, fueron desviados por las actuales autoridades en esa materia. Los resultados están a la vista: Enfrentamos una deficiente atención para quienes se han contagiado de Covid-19. 

“Recuerdo un comentario de alguien que expresó, que es que son obras pequeñitas. ‘Sí, son muchas obras, pero no vemos las grandes obras’. Lo sabemos muy bien, las grandes obras las hacían -o simulaban que las hacían- porque era una oportunidad de obtener grandes moches”. 

– ¿Será ese el mismo caso que el aeropuerto de Santa Lucía, el Tren Maya o la refinería de Dos Bocas? 

Una respuesta más al titubeante monólogo del gobernador:  

“Ineptitud”, según la Real Academia Española, significa “Inhabilidad, falta de aptitud o de capacidad”. 

No sólo para robar… también para gobernar… y aceptar un cargo para el que no somos aptos, también es corrupción. 

* * * 

Epílogo. 

Este lunes se confirmaron en México 2 mil 874 nuevos casos de Covid-19 y 319 decesos. Con esto, el registro nacional llegó a un millón 9 mil 396 personas con la enfermedad y que 98 mil 861 han perdido la vida por esta causa. *** Ricardo Cortés, director de Promoción de la Salud, informó que hasta este lunes se han notificado 2 millones 614 mil 544 casos de coronavirus y de las pruebas de laboratorio realizadas, un millón 230 mil 822 han tenido un resultado negativo. Hay 61 mil 698 casos sospechosos en espera del resultado de la prueba de diagnóstico, mientras que 754 mil 200 se han recuperado. *** En la semana epidemiológica 45 (del 1 al 7 de noviembre) la tendencia nacional de la pandemia registró una disminución de 3% con respecto a la semana previa. En cuanto a las defunciones, el funcionario presentó una gráfica en la que se observa también una disminución de 2% en el mismo lapso. *** Lorena Piñón recibió una nueva responsabilidad por parte del Comité Ejecutivo Nacional del PRI; fue integrada a la Comisión Nacional de Procesos Internos, esto es, que tendrá que ver con la selección de los candidatos que llevarán la bandera del PRI en las elecciones del próximo año. *** Ojalá esta nueva tarea no le quite tanto tiempo, pues doña Luchita (aquella humilde mujer que fue despojada de su vivienda en Xalapa) sigue esperando el apoyo que le prometió. *** La humilde señora no piensa mal de la destacada priista, simplemente cree que sus múltiples ocupaciones le han impedido cumplir con su palabra. 

[email protected]

Enlaces de interés