VA PARA ATRÁS

Mario Lozano Carbonell

Mario Lozano Carbonell

El gobernador Yunes dijo no a la ley de pensiones aprobada por el legislativo y la devolvió con observaciones, que dijo, espera sean atendidas.

Como en las épocas de antaño, hasta parecía todo perfectamente cronometrado. Primero sale Hilario Barcelata el martes a declarar que aún y cuando este gobierno aumentó el subsidio al IPE, el déficit que se arrastra por ocho mil millones de pesos no se pudo pagar y por ende se le heredará a Cuitláhuac.

Después, el miércoles, integrantes del SETSUV  se manifiestan en las instalaciones del IPE para reclamar la agilización de pagos y como Hilario no salía,, pues decidieron cerrar el tránsito vehicular en Arco Sur, como medida de presión supongo, pero también para darle más carnita a la nota.

Más tarde, el gobernador del estado difunde un video en el que detalla las razones por las cuales no promulga la ley y apela a la razón y compromiso de los actuales diputados, que dicho sea de paso, pues son suyos, así que ahí sabrán si escuchan las recomendaciones.

Sin duda el IPE atraviesa como el sistema de pensiones en general, por una criáis mayúscula que ya ha llevado a pensar con seriedad en aumentar la edad de jubilación para que se pueda sostener el pago oportuno.

Este es un problema de consecuencias sociales graves si no es atendido por Cuitláhuac de manera rápida y puntual al juicio de su gestión. Por ello el nombramiento de quienes llevarán las distintas responsabilidades debe hacerse de manera escrupulosa, no solo en el pago de la militancia, la amistad, la confianza y las cuotas, sino también y por encima de todo, con la responsabilidad que significa que solo sean las mujeres y los hombres mejor preparados para desactivar los innumerables problemas a los que se va a enfrentar en la administración pública.

Más allá de la estrategia de ganar los medios, deben prevalecer las estrategias para sacar a Veracruz adelante.

Enlaces de interés