Veracruz ingobernable

Luis Ramirez Baqueiro

Astrolabio Político

Por: Luis Ramírez Baqueiro

“»El hombre superior se culpa a sí mismo, él inferior culpa de todo a los demás».” – Confucio.

Cuando pretendía sentarme a redactar esta colaboración intentaba hablar de la pandemia sanitaria que enfrenta México y su crítico manejo.

Por desgracia a Veracruz le aqueja una pandemia peor que la del Covid-19, la de la ingobernabilidad.

El cobarde asesinato del reportero Julio Valdivia corresponsal de El Mundo en la región centro del estado, es la prueba evidente de ese total desgobierno que enfrenta la entidad.

Muy a pesar de que sus autoridades estatales intentan, sin mucho esforzarse claro, vender la imagen de ser una clase política distinta y diferente, simplemente las cosas no se les dan.

20 meses para el olvido son los que enfrenta Veracruz.

En ningún rubro la otrora entidad poderosa en todos sus sectores da muestras de una evidente recuperación o mejoría.

La crisis económica, agudizada por una severa caída del empleo, la que comienza a dar muestras de esa descomposición social resultado de la implementación de políticas públicas a todas luces fallidas, está convirtiendo a la entidad en un polvorín.

La presencia innegable de grupos de autodefensas –crimen organizado, paramilitares o como les quiera usted llamar- confirman que la entidad carece de todo proceso de interlocución que garantice la gobernabilidad y la paz social.

Una fallida política de seguridad, agudizada por la presencia de al menos seis reconocidos carteles –dichos del propio gobernador Cuitláhuac García- obstaculizan verdaderamente la consumación del estado de derecho.

Un nulo diálogo entre las fuerzas políticas de oposición –a la que presumen de tenerla moralmente derrotada- y el Estado dificultan por mucho la tarea de gobernar.

La obcecada y nula capacidad de interlocución social del responsable de la política interior, quien está más obsesionado por demostrar que es él quien mandata la entidad, han llevado a confirmar que el Gobierno Estatal está rebasado, los hechos lo confirman, aun cuando digan todo lo contrario.

Tan sólo entre enero y julio de este año hubo mil 247 homicidios, 83 secuestros y 52 feminicidios en el estado, según lo ha señalado la propia Indira Rosales San Román desde la máxima tribuna del Senado de la República. https://www.pan.senado.gob.mx/2020/09/gobierno-de-veracruz-rebasado-por-la-inseguridad-urge-intervencion-federal-indira-rosales/

Aunado a ello, los crímenes en contra de los periodistas siguen colocando a Veracruz como una entidad de alto riesgo para el ejercicio de la profesión.

El caso del periodista Julio Valdivia, es tan solo el segundo reportero asesinado en este año 2020, apenas el 30 de marzo fue asesinada la periodista, María Elena Ferral Hernández en la cabecera municipal de Papantla.

Ambos amenazados por el ejercicio de informar.

Cabe recordar como en 2019, el viernes 03 de agosto, en el municipio de Actopan, fue asesinado Jorge Celestino Ruíz Vázquez, reportero de El Gráfico de Xalapa, en la comunidad de La Bocanita, en el municipio de Actopan.

Más recientemente, el 25 de agosto del 2020, el periódico El Dictamen publicó la amenaza que hizo el Secretario de Gobierno de Veracruz, Eric Patrocinio Cisneros Burgos, a la directora de esa casa editorial, Bertha Rosalía Malpica Martínez de Ahued.

Aun cuando al gobernador García Jiménez no le guste admitir que es necesario hacer cambios en su gabinete, es innegable que la nula capacidad para obtener resultados en algunos de sus funcionarios, lo orillan a la remoción inmediata de los mismos.

Mantener al secretario de Gobierno, Eric Patrocinio Cisneros Burgos más que ayudarlo, lo desfiguran totalmente.

Y si no lo creé, simplemente eché un ojo a las mediciones respecto a su respaldo ciudadano, por parte de cualquier empresa demoscópica sería en el país, todas lo colocan entre los peores gobernantes.

Si eso no le dice nada… simplemente evite terminar su mandato en medio de la estulticia que lo convierta en el peor lastre de Morena y del proyecto reformador de su presidente Andrés Manuel López Obrador.

Negarse a reconocer que Veracruz es ingobernable bajo este manejo y conducción es literalmente un suicidio político anticipado.

Al tiempo.

[email protected]

Twitter: @LuisBaqueiro_mx

Enlaces de interés