El voto duro, la clave del #PRI.

Miguel H. Rivas

Por: Miguel H. Rivas

Según mediciones de algunas encuestas, #AMLO tiene una ventaja apabullante sobre sus adversarios y según las lecturas de sus apasionados seguidores, ya no hay forma de desbarrancarlo.

Yo opino que NO es así de sencillo.

En mis artículos me he cansado de mencionar que una encuesta no es un resultado definitivo para una elección, es más en los últimos procesos electorales se ha demostrado su grado de error, no miden ni escenarios ni situaciones que van aconteciendo, sino no tendrían caso las campañas electorales.

Hay cosas que se están minimizando y una de ellas es el voto duro de los partidos.

El Voto duro ha sido la principal fortaleza del partido político más grande de Latinoamérica, y parece que en esta ocasión será parte de la estrategia principal, algo que pocos consideran que aun puede pesar, yo creo que será factor principal.

El voto duro del PRI para este 2018, según estudios y análisis que hizo “El Universal” ronda los 8 millones 400 mil, cifra nada despreciable para un partido que ha ido disminuyendo sus bases, y que según estimaciones, con sus aliados del Partido Verde y de Nueva Alianza pudieran superar sin problema los 10 millones de votos.

Ahí tenemos ya 10 millones prácticamente seguros para José Antonio Meade.

Ahora si analizamos las pasadas elecciones presidenciales, en 2006 el ganador, que fue Felipe Calderón apenas si rebasó los 15 millones de votos, para tener un total de 15,000,284 votos contra 14,756,350 de AMLO en la elección aparte de esta en donde ha tenido mayor fortaleza. El PRI en esa elección con Madrazo tuvo 9,301,441 votos, lo cual nos dice que mantuvo la participación de su voto duro aún con la operación interna para favorecer a Calderón (voto útil) por la fractura ocasionada por el propio Roberto Madrazo Pintado.

Si nos vamos a la elección de 2012, encontramos que el ganador, que fue el PRI y el Partido Verde con Enrique Peña Nieto, tuvo 19,226,784 votos contra 15,896,999 votos de Lopez Obrador quien compitió esta vez por el #PRD-#PT- Movimiento Ciudadano. El PRI en esa elección por si solo obtuvo 14 millones y medio de votos, sin contar los que fueron para el partido y tachados en conjunto por la coalición PRI-Verde que fueron otros 3 millones 700 mil. El Partido Verde en esta elección sumó casi un 1 millón más de votos. Es decir el PRI supero nuevamente su voto duro y lo multiplicó.

Si analizamos estas cifras encontramos que el voto de AMLO ronda un promedio de 15 millones de votos, el cual quizá crezca en esta elección unos cuantos millones más.

Pero hay cosas que no se están contemplando.

En primera: el PRI detenta el Gobierno Federal, el cual ni en 2006 ni en 2012 tenía. Esto significa que el tener al gobierno le da un mucho mayor margen de maniobra, quien no lo crea es un ingenuo electoral.

En segunda: se tiene un excelente candidato, limpio, honesto, transparente y preparado quizá como nunca lo había estado un Presidente.

En tercera: el PRI gobierna 15 (14 más uno del #PVEM) de las 31 entidades (CDMX es aparte por su conformación) y a esos 15 hay que sumarles a Silvano Aureoles de Michoacán (PAN-PRD) quien se acaba de declarar a favor de José Antonio Meade, más al menos 5 gobernadores panistas que tienen su preferencia con Meade y que podrían declararlo en próximos días.

En cuarta: una campaña que apenas va tomando carrera y en la que se esperan aún muchas sorpresas y un arsenal guardado contra Lopez Obrador.

En quinta: El reposicionamiento de Meade en próximos días lo que lo llevará al segundo lugar en preferencias, ante la inminente sacudida y exhibida legal contra Anaya lo cual lo volverá insostenible (él lo sabe) y que revivirá y con mayor fuerza el uso de la estrategia del Voto Util contra AMLO.

Todo este análisis nos deja un panorama completamente distinto al de las encuestas y sumamente complicado para AMLO, quien junto con su partido #Morena carece de estructura electoral y operativa, lo que lo deja más vulnerable aún, sin contar factores como su rompimiento con el sector empresarial y diversos más, por ello quizá la clave de esta elección sea nuevamente el voto duro y la estructura electoral del partido, por ello era necesario el relevo de Enrique Ochoa Reza y la llegada de un priista de cepa, alguien quien conoce bien al partido por dentro y por fuera y con la suficiente experiencia, como René Juárez Cisneros.

Por ello hoy en el CEN del PRI el nuevo Presidente del partido convoca a un reagrupamiento y a que los priistas cerremos filas, si las cuentas no fallan tenemos 10 millones de votos seguros, solamente tendremos que multiplicarlos y la Presidencia de la República será nuestra.

Recuperar el voto duro es la clave, el Presidente Peña Nieto lo sabe y esa es la encomienda de René Juárez.

La verdadera campaña del PRI con Meade inicia hoy.

#Comparte

El voto duro, la clave del #PRI. #WarRoomDigitalSegún mediciones de algunas encuestas, #AMLO tiene una ventaja…

Posted by Miguel H. Rivas on Sunday, May 6, 2018

Enlaces de interés