Xalapa, la tragedia

Mario Lozano Carbonell

Mario Lozano Carbonell

El crecimiento de la capital de Veracruz, Xalapa, alrededor de los primeros libramientos viales fue dejando a la ciudad sin las vías principales para poder circular con seguridad.

Lo que antes conocíamos como Circunvalación, hoy Lázaro Cárdenas, no es otra cosa más que la continuación de la carretera México-Veracruz y transitan por ella cualquier cantidad de camiones, tractocamiones y vehículos ligeros que cruzan la ciudad para llegar a otros destinos.

Entonces empezaron las tragedias cuando los trailers circulaban entre los automóviles particulares de los jalapeños cruzando la ciudad como si la avenida fuera todavía su autopista sin importarles un comino la vida de quienes aquí vivimos, de ahí nació la imperiosa necesidad de construir un libramiento que desviara todo este tráfico pesado y la ciudad quedará liberada de peligro.

Libramiento funciona, es el tramo carretero más caro del país, sin embargo los vehículos pesados tienen la obligación de tomarlo para evitar la ciudad. Xalapa entonces prohibió la circulación de los mismos durante horas del día restringiéndolo sólo a partir de las 10 de la noche y durante la madrugada.

Pero ya sabemos que en este país pasarse la ley por el arco del triunfo es básicamente el deporte favorito, de tal manera que todos los días a toda hora estos trailers circulan por las diferentes avenidas de la ciudad sin que absolutamente nadie, ninguna autoridad los detenga o en su caso en las entradas a la ciudad les prohíba el paso.

Éste jueves por la mañana uno de estos trailers se quedó sin frenos invadió el carril en sentido contrario de Lázaro Cárdenas, se llevó dos vehículos particulares y dos camiones afortunadamente esta vez sin muertes o lesionados que lamentar.

Al ver las imágenes todos los que aquí vivimos nos volvimos a preguntar: que carajos hacia ese tráiler en la avenida en horas de la mañana sin que nadie se lo impidiera. Por supuesto no hay respuesta

Entonces me disculparán si regreso al lugar común, en donde nos cuestionamos de qué tamaño tiene que ser la tragedia en Xalapa, cuantos muertos tendrían que morir en un accidente, para que siquiera le interese a la autoridad planear un operativo que haga cumplir la ley.

No debemos acostumbrarnos a estos accidentes, debemos combatirlos y exigir a las autoridades que de una vez por todas se ocupen en los temas fundamentales, en este caso evitar la entrada de vehículos pesados en los horarios en que están prohibidos, aunque claro eso no les deja para el refresco

Enlaces de interés