¿Y SI LLEGA EL CORONAVIRUS A VERACRUZ?

Pablo Jair

ColumnaSinNombre
@pablojair
+ Policía municipal de Xico, asaltante.
+ El sonado divorcio Duarte-Karime.
+ Cambio súbito de temperatura, pronostican.

La neta, padre, se me cansó el ganso…
–Chopenjawer, luego de ver a la Shakira y a la J-Lo en el Superbowl.

Muy criticada fue la posición oficial del gobierno «mexinaco» –en voz del canciller Marcelo Ebrard– por rechazar la idea de enviar un avión al rescate de mexicanos en China, en medio de la emergencia (declarada por la Organización Mundial de la Salud) por el coronavirus.

Decíamos en este espacio que era lamentable que sí hubiese disponibles aeronaves oficiales para babosadas como el traer las cenizas de José José desde Estados Unidos (por mucho lo que signifique el Príncipe de la Canción para la perrada) o para traer como refugiado al expresidente de Bolivia, Evo Morales, quien al final de cuentas rechazó el asilo mexicano y se fue todo peído porque se dio cuenta que México está todavía muy lejos de pertenecer a ese bloque de países que se autoaplauden, automamasean y celebran las dictaduras disfrazadas de democracia, como Cuba o Venezuela.

Podríamos decir que para la mayoría de los mexicanos no les cayó en gracia la justificación de Ebrard para dejar a su suerte a los compatriotas, y menos en medio de las polémicas ocurrencias de Andrés Manuel López Obrador para vender o rifar el Avión Presidencial, que se niega a usar para seguir con la cantaleta de «no puede haber gobierno rico con pueblo pobre».

Ahora se sabe que en México, así como tienen la broncota en el tema de salud con medicamentos ausentes y la desaparición del Seguro Popular, tampoco dispusieron ni siquiera de un mínimo control sanitario para quienes ingresan del extranjero y parece que todo lo apuestan a la suerte, a las aduanas de países donde hacen escala los viajeros y al «inguesumare, no creo que no pase nada».

Según una nota del diario Excélsior de este domingo 2 de febrero, «al menos 20 mexicanos que salieron huyendo de China —cuna del coronavirus— arribaron al Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México sin que hayan sido revisados por las autoridades sanitarias, ya que hasta ayer no existía ningún filtro o protocolo».

Otra nota de El Heraldo de México detalla: «Mexicanos que se encontraban en China regresaron ayer ante la expansión del coronavirus. Estudiantes de Guanajuato y Morelos arribaron al aeropuerto de la CDMX sin ninguna medida de seguridad sanitaria».

Se suma a lo anterior el caso de una persona de nacionalidad china que fue diagnosticada en Los Angeles, California, con coronavirus 2019-nCoV, quien estuvo de visita en la Ciudad de México a finales de enero y presentó los primeros síntomas de la enfermedad cuando se encontraba en esta urbe. Según datos periodísticos, esa persona se hospedó en un Hotel de Paseo de la Reforma, visitó varios lugares del Centro Histórico, entró a restaurantes, viajó en Uber y dejó México vía aérea el pasado 22 de enero, con destino a Estados Unidos, en donde finalmente le confirmaron el padecimiento. Mientras, aquí los encargados de Salud tragando camote, aunque la Secretaría federal, hasta ahora, no ha confirmado ningún contagio.

También se supo este domingo «candelario» que Francia nos hizo el «paro» y sacó a mexicanos de China: se trata de diez connacionales que se encontraban en Wuhan, la zona cero en el brote del virus, que ahora están en territorio francés bajo cuarentena. «Los diez mexicanos trasladados por el momento a Francia, gracias al apoyo solicitado por la Cancillería, habían pedido regresar a México luego de confirmarse mediante exámenes médicos en Wuhan que ‘ninguno presenta síntomas’ del coronavirus 2019-nCoV», dice una nota de Proceso del 1 de febrero.

Veámoslo por el lado amable: quizás fue mejor que Francia nos hiciera el paro de sacar compatriotas de China, pero no por lo del ahorro del avión y la estúpida austeridad republicana a conveniencia, sino porque aquí se paseó un turista chino como «Pedlo pol su honolable casa» y porque tampoco hay controles sanitarios en aeropuertos como el de la Ciudad de México.

Como se ven de improvisadas las cosas en la 4T (más las ocurrencias de ya-saben-quién) quizás lo mejor era dejar en manos de franceses expertos el tema y no de funcionarios ineptos.

Por cierto, ¿y si uno de esos casos llegara a Veracruz? ¿Estaría preparada la entidad luego de que a duras penas medio libró la crisis de dengue o que no hay medicamentos para niños con cáncer? ¿Habrá alguna vigilancia especial o protocolo especial en caso de detectarse?

A lo mejor aquí también le apuestan a la suerte y al «inguesumare, no creo que llegue» y tengamos la misma buena fortuna como cuando aquel escándalo mundial por el Anthrax en Estados Unidos, y el entonces secretario de Salud, Mauro Loyo Varela, minimizó los hechos cuando dijo que tal virus provenía de la caca de la vaca (Veracruz es un estado netamente ganadero).

Chance los veracruzanos, veracruzanas y los verecrezenes ya agarramos anticuerpos de tanta comida china que se ve por todos lados. En una de esas, hasta carnita de murciélago ya nos chutamos en sus guisos y ya estamos vacunados.

NOTA PARA PEGAR EN EL REFRI: Llama la atención lo ocurrido en Xico el fin de semana, donde se detectó que un policía municipal de ese Pueblo Mágico encabezó una banda de asaltantes que se llevaron con lujo de violencia celulares y efectivo de la tienda Coppel. Al verse atrapados, los tres maleantes enfrentaron a la Policía Estatal (Fuerza Civil), quienes finalmente capturaron a los delincuentes y ahí se confirmó que uno es elemento activo de la policía xiqueña… Ojalá no se esté regresando a los tiempos donde las recientemente creadas Policías Municipales se conviertan en nido de delincuentes con placas, como ya pasó en tiempos del exalcalde de Coatepec, «Juanelo», al que le tuvieron que desbaratar toda la corporación para que entrara a tomar control la Marina y la Policía Estatal. Esto también lleva a pesar si los alcaldes están preparados para temas de seguridad pública; o si por lo menos tienen presente la importancia de tener buenos jefes policiacos y no deslindarse de un asunto que concierne a todos sus gobernados.

OTRA NOTA: Que el divorcio del exgobernador Javier Duarte de Ochoa y Karime Macías Tubilla ya tenía rato, pero no querían que se diera a conocer o que trascendiera. Aún así, se sabe que el exmandatario pide que no se le ataque a su exesposa y que todo lo concerniente a los escándalos de su sexenio mejor se los achaquen a él.

LA ÚLTIMA PORQUE TODAVÍA HAY QUE DARLE DE COMER A LA JACKIE: Que desde este lunes se pronostica que en Veracruz aumentarán las temperaturas por lo menos hasta el jueves, por evento de «surada» que azotará a toda la entidad. Cuide su salud, esté prevenido por este posible cambio brusco en el clima.

Enlaces de interés