Yunes, Pepe, Molina y Américo

Salvador Muñoz

Los Políticos

Salvador Muñoz

No fue un domingo cualquiera… primero, la entrega de la medalla Ruiz Cortines por parte del Gobernador Miguel Ángel Yunes Linares al Ejército y Marina; segundo, Pepe Toño Meade Kuribreña cubriendo un requisito más en su camino a la candidatura del PRI por la presidencia; tercero, el cuarto informe de Américo Zúñiga… ¿qué no descansan ni un méndigo día nuestros políticos?
* Caminamos por la avenida Lázaro Cárdenas la Mujer y yo y ¡zaz! mero en la esquina de Encanto, una camioneta del Ejército con sus respectivos soldados y la calle citada cerrada… apenas si van a dar las 7:30 am y por eso nos agarran desprevenidos: ¿Qué pasó? pero milésimas de segundos… no, menos, como 3 segundos después, reaccionamos: ¡la medalla Ruiz Cortines! El gobernador Miguel Ángel Yunes Linares iba a distinguir al Ejército y Marina con tal condecoración…
¿Y qué hubiera pasado si Héctor Yunes Landa hubiera sido Gobernador? En una de ésas se la entrega a Javier Duarte de Ochoa, por las millones “de razones” (más que las de Kuri Kuri) por las que lo llamó “Mi jefe político”.
¿O Cuitláhuac? Ya que estamos en el plano de que no necesariamente tienen que ser veracruzanos los distinguidos por esta medalla, pues quizás se la hubiera dado ¡a El Peje! o en el peor de los casos, al mismo Javier Duarte de Ochoa ¡con sus respectivos cartones de huevo en aras de ser recíproco!
Bueno… mejor seguimos nuestro camino emulando a Cri Cri… “a comprar todas las cosas del mandado”…
* Tenía rato que no veía a los priístas tan contentos… fotos por aquí, por allá, por acullá, al lado del tocayo (es que parece “el Salvador del PRI”) y la imagen tricolor con el “Jashtag” #YoConMeade. Como que ya les hacía falta a los priístas una bocanada de aire… en especial a los de Veracruz que a veces pareciera que siguen en estado de shock, de negación. No es para menos… desde el Altiplano se vendió un producto veracruzano que resultó un éxito: Duarte de Ochoa, el villano de México.
Hoy por hoy, un priísta jarocho no puede entrar a debate porque de inmediato “se la recuerdan”… sí, les recuerdan la administración de Javier Duarte; y si se pone roñoso, panzarriba, le agregan la de Fidel Herrera. ¡Vamos! Pareciera que al lado de Duarte, Peña Nieto no sólo es honesto, sino inteligente…
Ahora, al PRI les urge vender otro producto: Meade. Éste, según hemos visto, es todo lo contrario a Duarte y más bueno que el PAN y Peña Nieto juntos…
Como sea, mientras unos fueron a buscar la foto con Meade, otros estaban en la grilla, como esa pareja interesante que se ha dejado ver en los últimos 12 meses: Pepe Yunes Zorrilla y Juan Carlos Molina Palacios, quienes se encontraron con Jorge Coffau Kayser, ex dirigente de la Coparmex en Veracruz… y así, allí estaban los que se tomaron la selfie con Meade, y también estaban los que echaron rostro entre veracruzanos…
* Américo Zúñiga desde la mañana del domingo andaba emocionado, no tanto por haber recibido el galardón al Buen Gobierno 2017 como “Mejor Gestión Integral”, sino por su Informe…
Un amigo cuestionaba el porqué no se lo habían dado a Orizaba o Boca del Río… sinceramente desconozco los motivos, pero algo me queda claro: las tres ciudades son netamente distintas y por ende, resultados diferentes. Medio millón de personas si no un poco más en la Capital, son todo un reto para cualquiera. El trabajo de Américo se divide en factores y percepciones. Hay obras que no se ven; hay otras que se ven pero como la memoria es corta, dejamos de percibirlas por hacerlas parte de nuestro paisaje cotidiano; hay otras que no disfrutamos, como los gimnasios al aire libre (nomás cheque su panza) y espacios culturales como el IMAC o el Teatro JJ Herrera (que espero visitarlo pronto); o qué decir del puente de la Usbi, que si bien no lo ocupo por no tener nada que hacer en la zona universitaria, no deja de admirarse… bueno, a mí me gusta. Que hay calles sin pavimentar, ¡claro! el monstruo que es Xalapa no alcanza ni cuatro años ni el recurso para cubrir todas las peticiones, exigencias, necesidades de todos los xalapeños. Que hay obras que no sirven para nada como ampliar las banquetas o reducir las calles para los vehículos… allí, sinceramente creo que Américo pensó a Xalapa como una ciudad de primer mundo pero la mayoría del ciudadano cree que si tiene un carro es para llegar hasta a la puerta de su destino en él… una especie de centauro motorizado… no se culpa, pues de cierto modo, es una cultura motorizada que es difícil erradicar. Américo pasa a la historia en una paradoja: en el Gobierno de la transición, deja el Ayuntamiento en manos de Morena pero también deja un récord en obra que es seguro, será complicado abatir. Por mi parte, si hubiera que calificar su trabajo, me quedo satisfecho con lo hecho por el alcalde.

[email protected]

Enlaces de interés