* Elección: derroche de mañas 

Filiberto Vargas Rodriguez

Punto de Vista 

Filiberto Vargas Rodríguez 

Prefacio.

El Indicador de Violencia Política en México, realizado por la empresa consultora “Etellekt”, con datos recabados entre el 7 de septiembre de 2020 (cuando inició el proceso) y el 5 de junio (dos días después de terminado el periodo de campañas) contabilizó el asesinato de 91 políticos. De ellos, 36 eran aspirantes o candidatos y de éstos últimos 31 eran del ámbito municipal y 90% eran opositores a los presidentes municipales del lugar en donde vivían. *** De las 782 agresiones registradas con motivación electoral, 117 se dirigieron contra políticos, aspirantes y candidatos de Veracruz, estado que concentró 15% de los ataques. *** De las 89 personas asesinadas, 16 eran de Veracruz, es decir 18 por ciento. Incluso de los 35 aspirantes y candidatos asesinados, ocho se registraron en esta entidad, lo que representa el 23%. *** Si se analizan los datos en función del partido a que pertenecían, de los 89 asesinados, 39 -es decir 44%- eran de un partido de la alianza PAN, PRI y PRD, mientras que 25 -es decir 28%- pertenecían a la coalición Morena, PVEM y PT. *** El mayor número de políticos asesinados pertenecía al PRI; le siguieron en número Morena y el PRD. *** En las más recientes elecciones (2017-2018) el Indicador de Violencia Política registró 774 agresiones o hechos delictivos contra políticos con un saldo de 152 asesinados, de los cuales 48 eran aspirantes y candidatos. El 69% de las víctimas mortales eran opositores a los gobiernos estatales. *** Por esa razón la Organización de Estados Americanos (OEA) consideró al proceso electoral de 2018, como uno de los más violentos de la región. *** A pesar de la gravedad de estas cifras, la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero insistió en que “la enorme mayoría de los casos (de agresiones contra candidatos) no tienen relación con el proceso electoral”. *** Y la mañana de este domingo, Rosa Icela Rodríguez, secretaria de Seguridad y Protección Ciudadana (SSPC), aseguró que “el 99.99 por ciento del país está en calma y en paz, sólo con algunos hechos focalizados que no ponen en riesgo las elecciones”. *** Sin embargo, ese 0.01 por ciento de inseguridad (según cifras de la titular de la SSPC) esos “hechos aislados”, provocaron que 30 casillas -14 de los estados de Tlaxcala y Oaxaca- no se instalaran por “hechos de violencia”.

Las cifras, al momento de cerrar la presente columna, eran aún inciertas. Muchos candidatos salieron a proclamar su victoria “con las actas en la mano”, pero será preciso esperar a que esos datos sean confirmados por el árbitro electoral. 

Hay varias certezas que al momento se pueden destacar. En primer lugar, la numerosa participación ciudadana, en un proceso electoral que se vio amenazado por diversos frentes, como la pandemia del Covid-19, el acecho de los grupos delictivos, los ataques constantes a las instituciones encargadas de velar la legalidad del proceso, y la más grande exhibición de marrullerías por parte de todos los partidos políticos. 

En algunos momentos y en algunas demarcaciones, la competencia no era para ver quién contaba con la simpatía de los ciudadanos, sino quién ponía en práctica más trampas, o quién inhibía más el voto, o quién lo pagaba a mejor precio. 

Ya en este mismo espacio se había hecho notar: Morena es un partido que no sabe gobernar, pero de lo que sí sabe, es de participar en contiendas electorales, y sus operadores se conocen todas las mañas… porque durante muchos años se las aplicaron a ellos. 

En Xalapa los candidatos más fuertes, Ricardo Ahued (Morena, PT, Verde) y David Velasco Chedraui (PRI, PAN, PRD) salieron a declararse vencedores. 

Desde la Ciudad de México, el dirigente nacional del PAN aseguraba que el ayuntamiento de Veracruz lo había ganado Patricia Lobeira, aunque los resultados preliminares le daban una amplia ventaja a Ricardo Exsome, de Morena. 

Las gubernaturas en disputa también fueron perfilando a sus ganadores durante la noche. 

Querétaro y Chihuahua marcaban una tendencia a favor del PAN; Tlaxcala, Zacatecas y Sonora eran declaradas victorias de Morena, mientras que en Campeche lucía una cerrada contienda entre Layda Sansores (Morena-PT) y Christian castro Bello (PRI, PAN, PRD), y algo similar sucedía en Nuevo León, donde se acreditaban el triunfo Adrián de la Garza (PRI-PRD) y Samuel García (MC). 

En el Congreso federal se vislumbra una mayoría simple de Morena, que con sus aliados PT y Verde sumaban 47%, mientras que la alianza opositora acumulaba un 44 por ciento. 

En el Congreso local el PREP les daba la ventaja a los candidatos de Morena en 28 de los 30 distritos, aunque aún eran pocas las actas contabilizadas. 

Estas eran algunas de las tendencias hasta la media noche del domingo. Mucho habrá de cambiar el panorama en los próximos días, y mucho tendrán que decir los tribunales electorales.

Epílogo.

El gobernador de Veracruz, Cuitláhuac García, atribuyó al “exceso de confianza” en que incurrieron los veracruzanos con la pandemia del coronavirus, que se hayan incrementado los contagios. *** Muchos municipios que estaban ya en color verde regresaron a amarillo en el Semáforo de Riesgo Epidemiológico de la Secretaría de Salud federal, lo que obliga a que en esas demarcaciones las clases continúen a distancia, sin poder regresar de manera presencial. *** El gobernador dio a conocer un cambio en los criterios para el retorno a clases: “Quiero hacer un cambio en la estrategia sanitaria, me preguntaron qué íbamos a hacer si estábamos en verde y algunos municipios estaban en amarillo, o sea verde a nivel estatal pero algunos municipios amarillos, si en esos municipios se regresaba a clases; yo les dije que como el semáforo a nivel estatal estaba en verde podíamos tener la confianza de regresar, (pero) ahora ya no, eso cambia. Ahora los municipios que estén en amarillo vamos a convocar a que regresen a las clases a distancia”. *** A nivel estatal el semáforo quedó de la siguiente forma: Naranja (riesgo alto) cinco municipios; Amarillo (riesgo medio) 34 municipios; Verde (riesgo bajo) 173 municipios. *** Algunos de los municipios que regresaron del verde al amarillo son: Alvarado, Boca del Río, Minatitlán, Agua Dulce, Nanchital, Catemaco, San Andrés Tuxtla. *** Entre el sábado y el domingo se confirmaron mil 401 casos de Covid-19 y 50 decesos, con lo cual, la cifra acumulada subió a 2 millones 433 mil 681 personas que han tenido la enfermedad en el país y 228 mil 804 que han perdido la vida por esta causa. *** La Secretaría de Salud informó que el sábado se aplicaron 109 mil 389 vacunas contra el virus y del total de biológicos recibidos hasta ayer, se han aplicado 34 millones 457 mil 602. *** La semana 21 (del 23 al 29 de junio) la curva inició con una meseta, es decir, el descenso en la transmisión del virus se frenó, aunque hay una menor cantidad de casos activos (19 mil 038) con respecto al cierre de la semana previa que fueron 21 mil 258.

[email protected]

Enlaces de interés