Acepta el Gobierno sus atropellos; acata recomendación de la CNDH

El acatamiento equivalió a reconocer públicamente que tanto policías de la Secretaría de Seguridad Pública del estado (SSP), bajo responsabilidad de Hugo Gutiérrez Maldonado, como de la Fiscalía General del Estado de Veracruz (FGEV), a cargo de Verónica Hernández Giadáns, detuvieron en forma arbitraria a seis personas y los imputaron indebidamente por lo que estuvieron encarcelados desde el 8 de septiembre hasta el 19 de diciembre del año pasado, más de tres meses.

Fue gracias a la intervención del senador Ricardo Monreal, quien escuchó a los familiares de las víctimas (lo que no hizo ningún diputado local o federal veracruzano de Morena), de nombres Brian Alberto, Manuel Alejandro, Lorenzo, Juvencio, José Leonardo y Francisco, y se solidarizó con ellos una vez que pudo comprobar la inocencia de los detenidos del delito de ultrajes a la autoridad del que se les acusaba, que un juez federal ordenó se les dejara libres en forma inmediata; determinó que la Fiscalía no había aportado los datos de prueba suficientes, idóneos y pertinentes. La CNDH, cuya intervención también pidió, le dio la razón.

Enlaces de interés