Impulsa gobierno estatal al senador Monreal

Sobre aviso no hay engaño, dice un dicho. Monreal ya incursionó e incursiona en Veracruz con éxito. No solo es exgobernador, ha sido tres veces diputado federal y tres veces senador, es académico y doctor en Derecho. No es ni será un hueso fácil de roer. Y ahora está convertido en un justiciero en el estado.

Se va a aplicar además porque ya se dio cuenta que la procuración y la impartición de justicia cojean en Veracruz y puede continuar con su cadena de triunfos legales que, quiérase o no, le redituará en su proyecto político como aspirante a la candidatura de Morena a la presidencia.

Quién sabe si en palacio de gobierno ya repararon en que hasta antes de que cometieran el grave error de apretar con el delito de ultrajes a la autoridad y cometieran injusticias, Monreal era prácticamente un desconocido en Veracruz. Pero le dieron bandera política, que por ningún motivo va a querer dejar porque contiene el cuarto padrón electoral más grande del país.

Si el gobernador no marca distancia de la Fiscalía, entonces se verá envuelto en la vorágine que viene, y quién sabe qué tanto más esté dispuesto el presidente a continuar metiendo la mano por él.

Enlaces de interés