Política de ciencia con perspectiva de género, prioridad

Es necesaria para garantizar a las mujeres la igualdad de derechos y de saberes en el ámbito científico

Paola Cortés Pérez

Xalapa, Ver., 04 de mayo de 2021.- Investigadoras participantes en el Foro Interuniversitario “Jornadas de reflexión sobre el sistema de ciencia, tecnología e innovación que demanda el futuro”, consideraron que es prioridad desarrollar una política de ciencia con perspectiva de género para garantizar a las mujeres el ejercicio de sus derechos humanos y la igualdad de saberes.

La Mesa 12 “Importancia de la incorporación de una perspectiva de género en la gestión de la política de ciencia, tecnología e innovación”, se llevó a cabo el jueves 29 de abril, a través de la plataforma digital Microsoft Teams.

Las ponentes participantes fueron: María Eugenia Guadarrama Olivera, coordinadora del Centro de Estudios de Género de la Universidad Veracruzana (CEGUV); Raquel Güereca Torres, profesora-investigadora de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM-Lerma); María Elena Ramos, profesora-investigadora de la Universidad Autónoma de Nuevo León (UANL); Diana Tamara Martínez Ruiz y Norma Blázquez Graf, investigadoras de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

María Eugenia Guadarrama dijo que en México existe un orden social patriarcal, desigual e inequitativo para las mujeres, en el que predominan las relaciones de poder y jerárquicas de los hombres, y condiciones desiguales en todos los ámbitos sociales, incluido el científico.

“Esto significa que es indiscutible que un enorme porcentaje de las mujeres académicas y científicas desarrollan sus actividades sin que se hayan logrado cambios sustanciales en las condiciones de desigualdad de género, tanto en el ámbito laboral como en el doméstico.”

Por ello es necesario incorporar la perspectiva de género a la política científica y hacer patente las causas de las desigualdades de género que impactan negativamente en las mujeres, en los ámbitos académico y científico.

Aclaró que su incorporación no debe significar sólo agregar la palabra “género”, sino que debe hacerse desde una postura feminista, con perspectiva crítica que implique el interés, compromiso y aplicación de medidas, mecanismos y estrategias dirigidas a transformar las condiciones descritas anteriormente.

“No sólo requiere de una paridad de mujeres y hombres en la ciencia, sino lograr una igualdad sustantiva que esté reflejada en las pautas culturales de las instituciones, en las cuales se produce ciencia y tecnología que permita cambiar los factores estructurales que determinan las desigualdades entre hombres y mujeres en dichas instituciones.”

En tanto, Tamara Martínez dijo que es imperante incluir y transversalizar la perspectiva de género en el ejercicio de ciencia, tecnología e innovación, en docencia y en la formación profesional, así como en la investigación e innovación.

“Debe implementarse una política integral desde un compromiso ético y legal en la materia que garantice el ejercicio de los derechos humanos y la igualdad de saberes; para lograrlo deben incorporarse criterios y mecanismos que sean ineludiblemente llevados a la práctica para alcanzar transformaciones concretas en educación y en la producción del conocimiento, en la innovación, en la inclusión con perspectiva de género.”

En tanto, Norma Blázquez advirtió que las mujeres todavía no alcanzan la igualdad por nivel o área de conocimiento, siguen ausentes en los espacios donde se configura la distribución de los recursos, en puestos de decisión, distinciones y reconocimiento.

“Proponemos que a nivel de organismos de gobierno, universidades, instituciones de investigación, sociedades científicas, comunidades académicas y organizaciones no gubernamentales, se estimule la participación de las mujeres mediante una política científica con igualdad de género que se consolide como política a largo plazo, generada por consenso e independientemente de las exigencias y cambios de gobierno.”

Consideró que este momento es una gran oportunidad para asegurar y continuar con los avances de inclusión de género presentes en la Ley de Ciencia y Tecnología vigente, y para impulsar una política nacional de género, ciencia, tecnología e innovación en la que incluyan acciones afirmativas para las mujeres en todos los niveles, áreas de conocimiento y regiones del país que integran el sistema de ciencia, tecnología e innovación.

Raquel Güereca señaló que en la estructura de la ley vigente en materia de ciencia y tecnología se observan avances que se han dado a partir del movimiento feminista y de las mujeres en la ciencia; sin embargo, el concepto “perspectiva de género” sólo tiene un carácter denominativo.

Una observación que hace a la ley vigente y al anteproyecto de iniciativa de Ley General de Humanidades, Ciencia, Tecnología e Innovación (HCTI), es que en la promoción científica no se establecen obligaciones en materia de derechos humanos de las mujeres; no se reconoce la inversión en proyectos con perspectiva de género; no tienen lenguaje incluyente y no sexista en los textos de comunicación científica y en todos los documentos administrativos, entre otros.

En cuanto a la Ley General HCTI, opinó que es toda una política de Estado en materia de humanidades, ciencia, tecnología e innovación. Además, en todo el documento no se menciona a las mujeres –lo que es grave–, sólo se habla de género sin incluir en el glosario qué se entiende por este concepto.

“La perspectiva está considerada en 10 de los 128 artículos que integran el anteproyecto de ley. Aunque se mencione la perspectiva de género no hay lineamientos específicos, ni en la ley vigente ni en el anteproyecto de iniciativa de ley.”

Finalmente, María Elena Ramos destacó la imperante necesidad de políticas para el desarrollo de ciencia y tecnología con perspectiva de género, las cuales se consoliden como políticas de Estado a largo plazo.

“Tienen que generarse por consensos e independientes de las exigencias y los cambios de gobierno. Impulsar la ciencia con perspectiva de género debe ser un esfuerzo mayúsculo de instituciones educativas de todos los niveles, particularmente del sistema universitario y de posgrado.”

Enlaces de interés