Veracruzanos comienzan a pintar su raya con cuitlahuistas

Como en el caso del gobierno federal, el grupo que llegó al gobierno del estado despertó muchas expectativas y esperanzas, que se fueron diluyendo cuando los veracruzanos se percataron que había llegado al poder un grupo sectario, muy cerrado, que ha actuado con venganza, que se ha dedicado a perseguir a los opositores políticos y que no se ha abierto al diálogo con todos los sectores.

En efecto, el veracruzano sabe qué conviene y qué no; aunque no con agrado acepta que Morena va a retener la gubernatura (no se ve ni se siente la oposición), pero entonces desea un candidato (y potencial gobernador) que se le acerque, que lo escuche, que dialogue, que de alguna manera se identifique con él, y, he escuchado a ras de tierra, que sea moderado. O sea, si no hay otro remedio, entonces tomar la medicina que menos amargue.

Y entre el grupo del palacio de gobierno que trabaja para una candidata que ni veracruzana es, que no se identifica con los veracruzanos, que no tiene cercanía con ellos, cuyo operador está identificado con lo peor de la actual administración, prefiere a quien desde septiembre pasado se está reuniendo con todos lo mismo en la geografía estatal que en la Ciudad de México.

Apenas el pasado fin de semana mostró su disposición y envió un mensaje alentador de estar abierto al pluralismo cuando se reunió en Poza Rica con mujeres de la Fundación AGA (Alfredo Gándara Andrade), que preside el exalcalde priista, quien también fue coordinador de Comunicación Social del gobierno de Fidel Herrera Beltrán.

Pero se ha acercado también a organizaciones, grupos, sectores, dirigencias, representaciones que han estado vetadas en el actual gobierno y que no tenían un interlocutor válido con alguien del partido en el poder, hasta que llegó y viendo el vacío que había decidió llenarlo, acción que debe ser bien vista en el altiplano porque al presidente para nada debe disgustar que de cara al futuro electoral alguien esté sumando para su causa.

No se puede dar por seguro que Gutiérrez Luna será el candidato de Morena, pero sin disimulo, en forma abierta, ha dicho que aspira a serlo y se dedica a trabajar para ello porque, como dice el presidente, es completamente legal, y lo hace, además, en forma respetuosa con las otras corrientes de su partido incluyendo a la del palacio de gobierno, de donde, en cambio, lo agreden.

Enlaces de interés