¿Y Fernando Yunes?

Sergio Gonzalez Levet

Sin tacto

Por Sergio González Levet

Lo digo porque me consta, aunque sin careo: un miembro prominente en la estructura de cierto partido en Veracruz se aventó la puntada de solicitar a sus congéneres que hicieran una demanda legal en contra del Presidente Municipal de Veracruz, Fernando Yunes Márquez, por “actos anticipadísimos de campaña”.

En la opinión de ese grillo izquierdoso, el munícipe había hecho una excelente labor al frente del Ayuntamiento jarocho y ello seguramente le arrimará muchos votos favorables a su hermano Miguel Ángel, candidato de la coalición Vamos por Veracruz para sucederlo en el puesto.

Si hubiera prosperado esa idea entre los miembros del partido de marras, nos habríamos colocado por primera vez en la historia en el caso de que se pretendía castigar a un funcionario por hacer bien su responsabilidad pública.

Pero en aquel partido están muy desesperados porque no les han resultado bien las cosas electorales, y quieren ganar a costa de lo que sea, como con esa estrambótica demanda.

Está bien que la cannabis está a punto de ser legalizada para su uso recreativo en México, pero no es como para que algunos dejen que sus humos les lleven a exponer tales jaladas.

Aparte de esta anécdota, no son pocos los que se preguntan qué irá a ser de la carrera política de Fernando Yunes, una vez que entregue la silla municipal a su hermano el 1º de enero de 2022. Al respecto, circulan varias posibilidades:

1. Que se retirará de la vida pública una temporada, para descansar y dejar el espacio a su fraternal sucesor, y regresará a aportar en los negocios familiares.

2. Que se integrará al Partido Acción nacional en funciones de dirigencia estatal, a fin de continuar con su proyecto particular, que tiene un rumbo definido hacia la candidatura a Gobernador, en una oportunidad ganada a pulso por sus relevantes actuaciones como diputado local, senador y presidente municipal.

3. Que formará una agrupación política estatal, con el objetivo de convertirse en un referente electoral que deba ser tomado en cuenta por los partidos de oposición, a la hora de formular a los posibles candidatos a la gubernatura de 2024.

4. Que se dedicará a apoyar la aspiración de su hermano mayor para que sea nuevamente candidato de Acción Nacional (y muy probablemente de otros partidos coalicionados) en la lucha por la silla grande de Veracruz dentro de tres años.

Lo cierto es que Fernando Yunes Márquez trae una fuerza propia que, sumada a la de su familia, lo convierte en una pieza importante dentro del juego de la sucesión estatal.

Ya como exalcalde, no estará mucho tiempo en la sombra, y lo veremos actuando a todo vapor apenas se empiecen a mover las aguas sucesorias en la entidad.

Eso sí, sea lo que sea que haga, tendremos Fernando para rato. Lo trae en la sangre.

[email protected]

 

 

 

 

Enlaces de interés